Neuromarketing | Conectar para vender más

Neuromarketing - Conectar para vender más

Conectar para vender más…

Neuromarketing. Hoy en día cuando hablamos de vender, tenemos que tener muy claro que debemos estar dispuestos a dar antes de recibir, para poder conectar emocionalmente con nuestro cliente y ganarnos su confianza para mantener una relación fiel y sostenible en el tiempo que nos deje ventas y más ventas.

En este post voy a compartir contigo 3 aspectos que para mí son claves a la hora de tratar con mis clientes, para conectar con la parte emocional de su cerebro (límbico) y mantener una relación de confianza estable y duradera que se traduzca en mejores resultados para mi negocio. Comenzamos…

Tanto si lo que ofreces en tu negocio son productos o servicios, la clave está en acompañar a tu cliente en un viaje hacia una experiencia inolvidable. Un acompañamiento que le aporte control, claridad y confianza y pueda guiarle en vuestra relación. Si lo haces bien, es probable que tu cliente se convierta rápidamente en un fan de tu empresa y por consiguiente en un generador de referencias y un comprador asiduo y compulsivo. Tu trabajo consistirá en desmitificar el viaje a través del cual llevarás a tu cliente.

  1. Aporta información y guía al cliente desde el principio: Pues bien, lo primero que debemos hacer es explicar bien el “itinerario” completo del proceso de venta: desde dónde partimos y hacia dónde vamos a llevar al cliente. Algo así como un dibujo con la situación en el momento actual y otro con todos los beneficios (a poder ser emocionales) que va a obtener si decide viajar con nosotros. Además, es importante reflejar todos y cada uno de los pasos a seguir y lo más importante de todo, cual es el final del viaje (lo que va a conseguir). Para hacer esto, las listas de verificación son geniales. Muestran el orden y el trabajo de manera progresiva. La primera vez que explicas el proceso, es probable que tu cliente tenga algunas dudas, por lo que retomar la visión general de ‘dónde venimos’ y ‘hacia dónde vamos’ de vez en cuando, puede ayudarle bastante. Cuanto mejor y más sencilla sea la guía que tengas, mayor será la confianza del cliente para ratificar la decisión de trabajar contigo.
  2. Explica y pregunta de manera inteligente. Es importante que mantengas informado al cliente de todos los pasos que vas dando en el proceso. No olvides que por muy familiar que sea para ti el proceso, es completamente desconocido para tu cliente. Tus explicaciones le permitirán entender lo que está pasando y sobre todo por qué está pasando, lo que le ayudará a entender el proceso de la mejor manera posible. No olvides hacer preguntas abiertas (cómo, cuál, cuándo…) para verificar todas aquellas cosas que hayan podido quedar poco claras. Piensa que gran parte de las preocupaciones del cliente se encuentran en la zona oculta del cerebro y si no te anticipas, es posible que nunca te las comunique y por tanto nunca le puedas sorprender.
  3. Revisa y celebra los éxitos conseguidos con el cliente. Asegúrate de sentarte periódicamente con tu cliente para revisar aspectos fundamentales del proceso y sobre todo celebrar aquellos que se van cumpliendo. Con esto podrás lograr dos cosas; demostrar que lo que visualizaste en el dibujo inicial era real y que se van cumpliendo los pasos que marcaste en la lista de verificación que compartiste con él.

Gran parte de los clientes inician sus procesos de compra con muchas emociones que no han expresado todavía, como la incertidumbre o la ansiedad. Anticiparnos a estas emociones provoca en nuestro cliente una sensación de empatía brutal, haciendo que conectemos completamente con la parte emocional de su cerebro y nos convirtamos en un cómplice de sus acciones.

Compartir y comentar proactivamente las preocupaciones de tu cliente, previendo y guiando, explicando y preguntando, revisando y celebrando, te dará control, claridad y confianza para recorrer con tu cliente un camino largo, lleno de éxito y sin preocupaciones.

Un placer y gracias por leerme 😉

Alberto Prieto.

Leave a Reply